Cuando tienes problemas y cosas pendientes con tus padres, tendrás problemas con todo el mundo…

En nuestra infancia, nuestros padres nos ayudan a construir nuestro mundo emocional y psíquico. Cuando tenemos nudos afectivos con ellos, los tendremos también con todas nuestras relaciones, porque sólo tenemos ojos para ese dolor que permanece en nuestro cuerpo emocional. Sobre todo cuando hemos sentido que no nos amaban lo suficiente, o bien fuimos maltratados o abandonados.

Fueron y siempre serán nuestra principal fuente de amor. Hemos sobrevivido gracias a ellos. Llevamos de ambos en nuestro ser, aunque en algún momento de nuestra vida reneguemos de ello.

Nuestra carga genética viene de cada uno de nuestros padres

Nuestra carga genética viene de cada uno de nuestros padres, aunque quieras excluir o no desees tener parte de uno o de ambos.

La necesidad insatisfecha de sentir el amor de nuestros padres nos lleva a que busquemos sustitutos de ese amor a lo largo de nuestra vida.

A pesar de que sientas un profundo dolor por la carencia afectiva por la ausencia emocional o física de tus padres, ellos viven en ti. Están presentes en cada respiración y en cada acto que realizas, sobre todo en tu corazón.

El sanar tus heridas transgeneracionales es el mayor regalo que te puedes hacer a ti mismo y a tus ancestros.

¡Comparte este artículo!

Eventos En El Mes

Mayo, 2022

Eventos Próximo Mes

Junio

No hay eventos programados en este período


Artículos Recientes


Suscríbete Al Blog



Únete a las más de 35,000 Personas que han Transformado sus Vidas

Envíanos un mensaje

Gracias por tu mensaje. Ha sido enviado.
Ha ocurrido un error al tratar de enviar tu mensaje. Por favor inténtalo de nuevo.